MI ABUELO ERA DEL SIGLO XIX…

Hablando en la radio esta mañana, surgió la frase “Mi abuelo era del siglo XIX”. En el prolegomeno del programa de hoy, aparte de ponernos al día del fin de semana y cantar la escaleta de radio entre todos, que es lo mísmo que decir de qué va a ir el programa sección por seción , nos ponemos a hablar de todo un poco. Salió el tema de algo relacionado con las tareas domésticas y la verdad que zanjamos el tema rapido. La frase fué:”Mi abuelo era del siglo XIX y él hacia las tareas en casa”.

Un adelantado a su tiempo o a los hombres posterior a su generación, vamos otra cosa. No sé muy bien que decir. Mi padre poco hacía en casa. La verdad se pasó todo el tiempo trabajando y no duró mucho. Mi madre por el contrario tuvo que atender a varios adolescentes y jóvenes y otros tantos niños. Nunca se sabe cómo acertar. No me queda a mi bien decir que nunca se sabe cómo acertar. Creo que se acierta poniendo buen hacer en las tareas que hacemos o se nos encomiendan. Bueno no sé mucho más que decir. Lo único que se me ocurre es decir que en lo que a nuestras posibilidades se refiere, debemos hacer nuestras tareas domésticas y si es posible echar una mano a los más mayores. Ellos nos hicieron crecer y todavia lo siguen haciendo. Son nuestra guía a seguir y empezar por hablar más con ellos y tener su compañía nos hace bien a todos. Los de mediana edad creo que tenemos que seguir sus pasos y ayudar a los mas jóvenes y creo que así sigue la vida. Un abrazo grande y disfrutar de vuestro tiempo. Gracias por este rato con vosotros y hasta la próxima tarea. Que paséis buena semana. Gracias.

ComparteEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

6 pensamientos en “MI ABUELO ERA DEL SIGLO XIX…”

  1. Estoy muy d acuerdo con lo que dices, Luis. Soy mujer, mayor, ni machista ni feminista. Las tareas que hay que hacer, sean domésticas o laborales, están ahí y nos corresponden a todos y a cada uno en la medida de sus fuerzas. No hay tarea denigrante sí se aborda con naturalidad y con el fin de un bien común.
    Nadie tiene derecho a ser un parásito de otro. Ayudar a un niño o a un mayor es algo q nos puede llenar de alegría y orgullo del sano.
    Colaborar con el otro, poniendo toda nuestra voluntad y entusiasmo, nos enriquece. Ayudar a quién lo necesita nos hace más humanos.

    1. Muchas gracias Paz.Estoy de acuerdo con tu opnion y te doy las gracias por echar un cable en estos temas que nos incumben a tod@s.Muchas gracias,y un abrazo fuerte.Gracias.

  2. Las tareas domésticas, ¡Qué temazo!. Hay muchos cambios estructurales que hacer para lograr la igualdad de género pero las tareas domésticas son algo que cualquier ciudadano tiene el poder de cambiar de forma inmediata en su propia vida. Como tantas otras cosas en materia de igualdad de género, para mí el modelo a seguir en las tareas domésticas es el de la corresponsabilidad.

  3. Eso es Miguel,tenemos que ser personas con una implicacion aunque sea minima.Estoy de acuerdo y es algo que dia a dia,las tareas, está en nuestra mano empeñarnos en hacer y por el bien de todos,empezando por cada uno de nosotros.Un abrazo

  4. Afortunadamente las cosas van cambiando.
    Hoy hay parejas en las que es el !!!hombre!!!! el que se ocupa de los niños, la casa, etccc. Depende un poco de cada caso, si bien es cierto que aún no existe la responsabilidad a partes iguales.
    La mujer sigue trabajando más horas en casa que el hombre, hay excepciones como he comentado antes, pero por lo general sigue siendo así.
    Hemos avanzado, uffffff!!!! muchísimo, pero la igualdad en este campo doméstico no existe.
    Esperemos que en unos pocos años más, este tema no se preste a debate y sea algo normal seas hombre o mujer.

  5. Isabel, estoy de acuerdo contigo al 100%. Hay mucho por hacer. Añadiría que los hombres tenemos la responsabilidad de avanzar en este sentido, tomar conciencia de que debemos ser corresponsables y pasar a la acción. Hoy mejor que mañana. Un afectuoso saludo para tod@s.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *