RECORDAR Y RECOMPONERSE…CONTINUAR.

No es fácil llevar una vida tras un traspié. Podemos haber tenido una pérdida, un accidente o cualquier otra circunstancia. Si nos viene una enfermedad mental, como ha sido mi caso… qué medios podemos utilizar para afrontar la situación. Pues creo que ya lo hacemos desde el primer momento que somos conscientes de esta nueva situación. Es seguro, que el camino no es fácil. Como decía António Machado: “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”. Y como dice mi madre o diría creo yo de esta frase: “Y qué verdad es”.
Creo que en el caso de una enfermedad grave como son las mentales, quizás no queda más remedio que armarse de paciencia. Pero como todo, tiene su recuperación. Tiene sus etapas y se llega a una estabilidad, incluso en cada etapa o fase que vamos viviendo.

Llevo de andadura con la enfermedad algo así como doce años. Reconozco que no hay que bajar la guardia de cuidados, ya sea medicación, buena alimentación, hábitos sanos,etc. Y ahora al escribir sólo se me ocurre decir:”Y vivir el cómo somos. Vamos, afrontar el día como lo hariámos y creo que como lo llevamos haciendo desde que nacemos. Ser uno mísmo y estar en guardia.
Ahora, el estar en guardia lo veo de otra forma. Ahora estar en guardia, es estar lo suficientemente relajado o en estado óptimo de afrontar lo que el día a día te va dando. Creo que se aprende simplemente viviendo. Se aprende quitandote miedos, se aprende y creo que mucho. Todo ayuda.


Puede que me esté alejando algo del título que sugiero:Recordar y Recomponerse, Continuar.
Siempre he oido decir que la memoria es selectiva y es para ayudarnos a vivir, a avanzar. Mi madre dice mucho:”Parar y continuar, parar y continuar”.
He titulado, RECORDAR Y RECOMPONERSE, CONTINUAR, el escrito porque me he acordado de algo que me ha hecho escribir estas palabras.

Un abrazo grande.

Un comentario sobre “RECORDAR Y RECOMPONERSE…CONTINUAR.”

  1. Queramos o no, las personas somos pasado, presente y futuro y cómo integramos todo ello, condiciona mucho cómo pensamos, qué hacemos y cómo nos sentimos.
    Me gusta tu entrada Luis.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *