Categorías
General

Podemos más de lo que creemos

Cuando nos dieron la orden de confinamiento, nos encontramos ante un momento nuevo. Difícilmente pensábamos que pudiéramos aguantar una situación de semejantes características, y además, con la incertidumbre de no saber cuando iba a finalizar. Sin saber cómo, finalmente estamos pudiendo hacer frente a una pandemia. Con esta vivencia nos hemos dado cuenta de que poseemos más recursos de los que creemos. Cuando pensamos que no podemos más, una fuerza aparece y salimos adelante.

Todos hemos vivido situaciones difíciles durante este periodo; afrontar la soledad, convivir con los conflictos en casa, romper con nuestros proyectos… Sin embargo, esta situación ha sacado a relucir algunos recursos de afrontamiento que eran totalmente desconocidos, y que nos podrían ser útiles para futuras situaciones. En el grupo de Cuarentena emocional, los asistentes han compartido algunos de ellos:

  • Mejorar la tolerancia en la convivencia y aprender a gestionar los conflictos de una manera más sana
  • Tomar conciencia del tiempo y disfrutar de las pequeñas cosas
  • Valorar la comunicación de otra manera
  • Valorar la importancia de rutinas o actividades que tuvimos que frenar por el confinamiento y que, posiblemente, antes no las valorábamos tanto
  • Aprovechar para reenfocar nuestros proyectos. Después de esto, ¿hacia dónde me quiero dirigir?
  • Iniciar o mejorar el contacto con los vecinos como red de apoyo social
  • Encontrar en la casa un espacio de seguridad y tranquilidad
  • Acceso a recuerdos y sensaciones de bienestar que han favorecido el buen humor y el afrontamiento del malestar.

Ahora que hemos conseguido hacer de esta rutina tan extraña nuestra vida diaria, empieza la famosa “nueva normalidad”. De nuevo aparece un cambio en nuestras vidas y puede que, en ocasiones, dudemos de nuestra capacidad para afrontar esta nueva situación con todos los requisitos que se nos plantean; distancia de seguridad, protocolos de cuidados al entrar en los sitios, nuevas formas de relacionarnos sin muestra físicas de cariño, o retomar la actividad anterior al confinamiento, entre otras. ¿Podremos hacerlo? De nuevo este cambio nos traerá recursos positivos para poder hacer frente a lo nuevo, y volveremos a sorprendernos a nosotros mismos saliendo adelante y adaptándonos a lo que venga.

Nuestros compañeros del CRPS de Arganzuela han creado “La cápsula del tiempo”. Os animamos a que le echéis un vistazo y os sirva para tomar conciencia de todo lo que hemos aprendido durante este periodo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.