Todas las entradas de: Luis Albala

Voluntario en el CRPS Villaverde desde el 2015

RECORDAR Y RECOMPONERSE…CONTINUAR.

No es fácil llevar una vida tras un traspié. Podemos haber tenido una pérdida, un accidente o cualquier otra circunstancia. Si nos viene una enfermedad mental, como ha sido mi caso… qué medios podemos utilizar para afrontar la situación. Pues creo que ya lo hacemos desde el primer momento que somos conscientes de esta nueva situación. Es seguro, que el camino no es fácil. Como decía António Machado: “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”. Y como dice mi madre o diría creo yo de esta frase: “Y qué verdad es”.
Creo que en el caso de una enfermedad grave como son las mentales, quizás no queda más remedio que armarse de paciencia. Pero como todo, tiene su recuperación. Tiene sus etapas y se llega a una estabilidad, incluso en cada etapa o fase que vamos viviendo.

Llevo de andadura con la enfermedad algo así como doce años. Reconozco que no hay que bajar la guardia de cuidados, ya sea medicación, buena alimentación, hábitos sanos,etc. Y ahora al escribir sólo se me ocurre decir:”Y vivir el cómo somos. Vamos, afrontar el día como lo hariámos y creo que como lo llevamos haciendo desde que nacemos. Ser uno mísmo y estar en guardia.
Ahora, el estar en guardia lo veo de otra forma. Ahora estar en guardia, es estar lo suficientemente relajado o en estado óptimo de afrontar lo que el día a día te va dando. Creo que se aprende simplemente viviendo. Se aprende quitandote miedos, se aprende y creo que mucho. Todo ayuda.


Puede que me esté alejando algo del título que sugiero:Recordar y Recomponerse, Continuar.
Siempre he oido decir que la memoria es selectiva y es para ayudarnos a vivir, a avanzar. Mi madre dice mucho:”Parar y continuar, parar y continuar”.
He titulado, RECORDAR Y RECOMPONERSE, CONTINUAR, el escrito porque me he acordado de algo que me ha hecho escribir estas palabras.

Un abrazo grande.

Ryunosuke Akutagawa o el arte de mantener la calma

Si digo que Ryunosuke Akutagawa fue alguien universal, puede parecer que me refiero a su literatura y será cierto. Pero quería referirme a algo de su persona que es por lo que creo que le hizo y le sigue haciendo único. Este escritor que es como le recordamos, fue el autor del libro Rashomon que se llevó al cine por Akira Kurosawa.

Fué uno de los más brillantes estudiantes de la más prestigiosa universidad de Japón ,Tokyo Daigaku(Universidad Imperial de Tokyo). Se puede valorar esta época en Japón,finales del sigloXIX y años veinte y treinta como la época del siglo de Oro Japones.
Akutagawa fué autor de numerosos cuentos y novelas. Actualmente el premio de literatura más importante de su país lleva su nombre.

Este autor vivió con problemas de salud mental y no consiguió superarlos y lamentablemente, murió muy joven, suicidándose. Es cierto que los años treinta no son los tiempos actuales y ni había los tipos de medicación que hoy tenemos y desde luego la calidad de vida era muy diferente. De algún modo él, en los años que padeció la enfermedad intentó trasmitir su genialidad a la hora de escribir y trasmitiendo siempre  su afan por enriquecer a sus lectores. En particular a mi me llamó la atención una frase que él dijo:”la única posesión que tenemos las personas son nuestros nervios”. Creo que es un pensamiento muy avanzado para la época que le tocó vivir . En cuanto al referirse a perder los nervios, es la frase que utilizamos al tener algún tipo de dificultad, de cualquier tipo diría yo. Aventurándome un poco, diría que el sistema nervioso rige el comportamiento de nuestro cuerpo. Esta persona es ejemplo hoy y será siempre y a él le debo yo en parte la suerte de haber tenido una recuperación y una vida satisfactoria. Desde luego a mucha gente más. Pero para mí fué un autor que leía antes de haber tenido mi enfermedad y en consecuencia me ayudaron mucho sus obras. Me acordé de este autor en momentos muy difíciles y creo que todavia me ayuda y que me seguirá ayudando. Que nos muestren personas como Akutagawa que debemos mantener la calma en las circunstancias malas , que nos puedan venir, nos ayuda a seguir con nuestra vida. Al tener alguna dificultad,como puede ser la discapacidad. A mi me ayudó mucho este autor. Para vosotros igual serán otras personas.

Tiene cuentos preciosos como “Las mandarinas”o novelas como “Kappa” entre otras. Un escritor y pensador, Akutagawa con dificultades en su vida y con pasión en todo lo que nos legó. Hoy contamos su vida personas con los problemas que él tenia y gracias a personas con un pensamiento enriquecedor como este pensador, vivimos y le hacemos cada uno, nuestro pequeño homenaje.


Un abrazo grande a todos. Hasta la siguiente o hasta luego.

Un abrazo

Improvisando un artículo

Llevo ya unos meses escribiendo en este blog sobre temas relacionados con la salud mental. En muchas ocasiones tiro de vivencias própias para desarrollar el artículo,salirse de lo que uno vive y contar otros hechos no tiene ningún sentido y creo que es en la mayoría de las ocasiones lo que vemos en noticias. Acabo de hablar con un amigo, Carlos y me cuenta que iba en un taxi y el conductor casi choca con un ciclista y por poco hay bronca. Me contaba que el conductor del taxi, muy joven, se comportó de manera violenta con el ciclista. Seguimos hablando y poco mas o menos acabamos hablando de como cada vez el mundo es menos amable. Creo que la vida en sociedad comporta un código de conducta sana hacia los demas y no lo cumplimos o nos cuesta hacerlo. El pez mas grande se come al mas chico.

Tanto Carlos como yo, tenemos problemas de salud mental. No voy a decir que no nos afecta lo que sucede a nuestro alrededor,pero vivimos en un mundo o sociedad cada vez mas competitivo. Se achaca siempre lo competitivo a la supervivencia de la especie. Pues en el caso de la discapacidad  a veces todo se complica más, y nos vemos mas vulnerables y menos capaces de desarrollarnos como personas o nos cuesta un poco mas. Desde luego en un mundo tan competitivo, nos quedan menos opciones. Bueno, se sale adelante de la mejor manera que uno puede. Que me estaba poniendo un poco pesimista. Todos necesitamos tener una labor que nos ocupe para sentirnos bien con nosotros mismos y a la vez nos ayude en el sentido social, estar con los demas en sociedad. Con una discapacidad tenemos que tirar hacia adelante y buscar cual es nuestra tarea. Lo mejor de todo que sea la tarea que sea, va a ser la nuestra. Tarea única y mas personal imposible, dado que la elegimos en la mayoría de los casos cada uno. Creo que vivir lo que uno hace es irrepetible. Puede ser escribir como hago yo, hacer pipas de fumar o fumar en pipa.

Démosle un descanso a nuestro ser y conformemosnos con nosotros mismos. Esta ha sido la improvisación que me ha salido hoy. Espero que os haya gustado.

Un abrazo a todos.

UNA UTOPIA MUY REAL

Quien sabe cómo es la vida. Yo creo saber la mía, vamos a ver que sale de aquí. A la hora de preguntarse cómo soy, se te viene a la mente la parte individual, cómo me veo y cómo crees sobre todo que te ven los demás. No estamos acostumbrados a vernos junto con las personas con las que convivimos y hacemos una valoración individual. Puede que sea aquí dónde se pueda ver la madurez de cada persona. Vivimos con la idea de qué creemos que es la vida para nosotros. Hacemos un juicio personal y actuamos según leyes, reglas de conducta,experiencia de vida, etc.

Llevo toda la vida a golpe de trabajo para salir adelante. Ahora hace algo más de once años, que desarrollé una enfermedad mental. Después de pasar estos años con esfuerzos para no tener recaidas, sientes que avanzas un poco en calidad de vida. Tú pensamiento no hace otra cosa que utilizar todo el buen hacer que uno tiene para llevar unas rutinas y actividades que te permitan
mantenerte a tono, unas rutinas saludables. Cada uno las própias. A la mente se te viene a cada momento cómo ser válido para con quien convives. Este punto es complicado saber llevarlo. Se necesita mucha paciencia en todo lo que haces, que por cierto no suele ser en casi todos los casos lo que uno tiene en mente. Lo real es que se necesita mucho tiempo para descansar, dado las barreras que uno tiene con la discapacidad. Con el paso del tiempo y la experiencia de cada uno, se va consiguiendo en más seguridad en uno mísmo.

Acabo de llegar a casa y charlar con mi madre; me siento una de las personas mas afortunadas del mundo por vivir junto a ella, me quedo sin palabras. Hoy llevo un día bueno. Estuve con mi amigo de toda mi vida y su hijo, un ratillo y ha sido un encuentro muy ameno, me hacía falta. Todo parece que se redondea o vuelve a su ser, al principio de todas nuestras vivencias.

De esto es de lo que quería hablaros, de vivencias, de momentos compartidos, de vivir y poco más. Últimamente comparto experiencias en radio con” MEJOR IMPOSIBLE” y esa es una de mis mejores vivencias, vivir, compartir y disfrutar. Ser feliz, ser felices. Nada que os deseo un año mejor imposible.  Un abrazo muy , muy grande a todos.

SENTIDO: Japón y saber escuchar.

El primer viaje que hice a Japón fué hace mucho tiempo, casi veinte años. Me cuenta una amiga que el país ya no es lo que era. Posiblemente ya nos estamos haciendo todos más viejos de lo que para nosotros nos gustaría.

El día a día en Japón es un reguero de pequeños detalles. Desayunar samma (pescado al horno), té con mandarinas, sopa de miso, pequeños bollos, arroz con natto (pequeñas habas fermentadas), oniguiri (bolas de arroz con algas y rellenas con diferentes alimentos). En fin que un desayuno en Japón lleva su tiempo. Por ejemplo el tofu fresco se compra por las mañanas como nosotros los churros. El artesano se levanta muy pronto como digo como los churreros o los panaderos para servirlo muy temprano. Se intenta elaborar con agua de manantial. Bueno son muchos los alimentos que tiene esta cultura donde predominan los productos vegetales.

Si sales a pasear por un barrio allí y te fijas en los detalles todo está muy limpio. Parques con cerezos, avenidas arboladas, en fin un orden y una tranquilidad que te ayuda ya a recibir el día de buen modo. Pasear por una ciudad como Osaka es estar en el mejor paraiso de lo culinario, para los japoneses la variedad en la comida es algo imprescindible y allí tienes productos nacionales y de todo el mundo, ya sea en la cantidad de restaurantes o en los mercados. Punto fuerte en los mercados es degustar sashimi (pescado crudo).

Si por ejemplo, estás en Kyoto, los templos son recorridos obligatorios, mejor que contarlo es disfrutar allí con esas maravillas.Templos que cada uno tiene su alma. Están por todas partes y hacen de tu estancia alli que tu imaginación no te deje hablar. Una experiencia poco igualable.

Se me olvidaba hablar un poco de como son o creo que son sus habitantes. Os pondré un ejemplo. Antes de caer la noche nos dirigimos en coche a las afueras de Nara, primera capital de Japón. Allí se encuentra el templo más antiguo de Japón, Horyu-ji. Me explicaron que es una edificacion del siglo VII. Puede ser el templo mas antiguo del mundo.

La historia que me contaron era que alli se reunian los consejeros del emperador y de ellos uno, Shotokutaishi. Decían de él que era capaz de escuchar al Consejo hablando todos a la vez y después reprobar o contestar a cada uno por separado. Sabia escuchar muy bien. El periodo de Nara fue el periodo más largo de paz en Japón. Este consejero es héroe nacional por saber y ser ejemplo de que escuchar es un valor tan importante, como el de ser héroe nacional y mantener la paz.

No quiero extenderme mucho más, pero si vais a Japón y vais allí, no os debéis perder ir a un Onsen (Baños de aguas termales). Los Onsen en Japón suelen tener espacios en el exterior donde te cubres hasta el cuello y disfrutas del contraste de estar calentito dentro del agua y a lo mejor nevando en el exterior. Fue mi caso en las dos ocasiones que estuve en Japon y fue irrepetible. De irrepetible nada, a ahorrar y otra vez que voy para allá.

Un abrazo a todos, espero que este texto os haya hecho viajar un poquito como a mí me ha sucedido con la imaginación. Hasta la próxima, un abrazo.

 

VENGO A MOLESTAAAR…

Cuando en Japón entras a una casa te dicen: TADAIMA (bienvenido) y tú contestas en un tono cantarin OYAMASIMASS (es una manera cordial y alegre de decir que un poco torpemente y de manera cariñosa, que uno viene a molestar). Creo que denota que las personas no somos más que humanos y tenemos cada uno nuestras cadaunadas. En definitiva que nos acojan en su casa de manera amable.

Cuando entramos en contacto con otras personas, se activa en nosotros un círculo comunicativo que nos permite relacionarnos con los demás. Cuando se tiene en mente que somos personas con nuestras fortalezas y nuestros defectos, hacemos un balance interior al hablar para situarnos con nuestro interlocutor en un plano de conversación que sea reciproco para ambos. En cuanto a ese plano de conversación, si una de las dos personas se siente inferior por capacidad mermada por por ejemplo estar tomando medicación que le merma la espontaneidad y la fluided en la conversación, le da apuro continuar y se retira de la conversación o la lleva a la mínima expresión. Debemos las personas con un poco de dificultad en este aspecto ser capaces de ir poco a poco regulando ese pequeño inconveniente y si es posible comentarselo a nuestro interlocutor para llevar una conversación más adecuada a las circunstancias. Que no nos derroten esas barreras. Es empezar viendo que se tiene esa dificultad y poco a poco ir eliminandola por una conversación calmada que nos permita seguir comunicándonos.

Tener alguien con quien conversar y si es haciendo nuestros hoobies o solo por el hecho de conversar, es algo parecido a molestar con ánimo de pasarlo bien y así de esa manera relacionarnos unos con otros y hacer de nuestra vida siempre algo más enriquecedor, que es convivir con otras personas. Que ya se encarga el día de venir con alguna faena y no dejarnos estar con los demás.

Ya no molesto más y me voy a hacer los recados. Para mi es un gusto venir a esta lanzadera a molestar cariñosamente. Un abrazo grande a todos.

“Decir No” y “No tener prisa”…ayuda de verdad.

Cómo nos cuesta “decir no”. Todo en la vida. No me gusta nada la frase anterior. Empezaré desde aquí. […] Para llevar una actividad más o menos normal no nos qeda más remedio que “decir no” a muchas actividades que nos gustaría hacer. Renunciar a hacer actividades que nos van a llevar un gran esfuerzo es hacer algo en favor de nuestra salud. Tener esa precaución de “decir no” en determinados momentos del día, de nuestro día a día, hace que disfrutemos más. Sí somos dueños de nuestro tiempo y en la medida de lo posible también de nuestra actividad diaria, controlamos nuestra manera de poder manejarnos en el día a día. Todas las personas tenemos un ritmo y cuando lo cogemos, es cuando hacemos actividades, vivimos nuestro momento. […]  Eso lo conseguimos con decisiones y no nos queda más remedio que elegir.

 Elegir tener que “decir no”, que muchas veces no lo hacemos, nos lleva en muchas ocasiones a realizar un sobresfuerzo y en muchas ocasiones a perder ese ritmo de día a día que nos proponemos llevar adelante. Os propongo que compartais tanto decir que sí a las actividades que podamos buenamente realizar y a ser consecuentes cuando hay que decir no. Ser dueños de nuestras decisiones.

Todo cuanto se vive, se disfruta. No deberíamos tener prisa en vivir ni en nada que nos afecte. Estoy pasando una infección y llevo varios días con ello.Ya encontrandome mejor y retirado el paracetamol para la fiebre, sólo me queda acabar el antibiótico. Pues hoy se me olvidaba tomarlo y he tardado una hora más en tomarlo de la hora pautada. Haciendo otras cosas se me había ido la hora de tomarlo. Menos mal. Bueno parece que los bichitos no han hecho de las suyas.

Últimamente le he estado dando vueltas a ir por la vida a un ritmo que pueda manejarme con él, casi desde el momento que me surgió la Enfermedad Mental. Al caer ahora estos dias con una infección, tenía que extremar las precauciones con los horarios de sueño y el resto de medicación que tomo porque, entre otras cosas, la fiebre te deja más debil y vulnerable. Pierdes con la fiebre un poco tu control anímico y físico. Vamos, que te hace estar más al loro de todo.

Pues estos eran los mensajes que me gustaría haceros llegar, si con una eventualidad como es tener un problema de Salud Mental se le añaden otros problemas añadidos no nos queda más remedio que atajarlos y atajarlos sin prisas y con un ritmo que no nos sobrepase, iremos saliendo bien de las eventualidades. La fiebre suele durar dos o tres días si se ataja bien,es tener paciencia y saber que después todo irá bien, como dice la canción de Chenoa. Poco es el tiempo que llevo dandome cuenta, que hacer las cosas sin prisa y con calma, ayudan tanto a uno mísmo, sino es algo indispensable cuidar de nosotros mismos. En definitiva llevar un día acorde con nuestras posibilidades y disfrutar de él.

Parece que al comentaros estas cuestiones, estoy hasta siendo mas ordenado con mis propias ideas. Nada más. Esta ha sido en esta ocasion la charla que os he querido comentar. .

Un abrazo grande.

LIBERTAD

No sé si escribo este artículo en el mejor momento del día para mí y en general pensando en lo que vivimos cada día. El jueves pasado hablabamos en la preparación del programa de radio de discapacidad y de las dificultades que encuentran las personas que tienen este inconveniente. Nos llevó a hablar de personas muy válidas que se encuentran en esta situación de aparente desventaja. Hablabamos en concreto de Carmen, una mujer que tiene esclerosis multiple. Hablabamos de un abuelito ya fallecido por desgracia que era campesino y un hombre muy activo que por desgracia quedó incapacitado de una pierna. Acabamos hablando de LIBERTAD.

Libertad de movimiento, mermada en el caso de estas personas, y por ende, en nosotros con la salud mental como batalla que lidiamos cada día. Unos días mejor que otros, también hay que decirlo. Dias en los que algunos de nosotro@s pasamos baches con nuestro estado físico y psíquico. Un denominador que se repite en cuanto hablamos de discapacidad, pero una lucha que libramos con paciencia para buscar nuestro momentos de LIBERTAD.

Acabé diciendo en ese rato de charla que tuvimos en radio que parece que, al hablar de cualquier cosa, acabamos siempre hablando de LIBERTAD. Citando libros y autores que han hablado de LIBERTAD y también el equipo de radio poniendo su buen hacer ese día en preparar otro programa nuevo para que sigamos ganando en libertades tod@s. Quizás no somos coscientes pero creo que no
libramos otra lucha que buscar en cada cosa que hacemos LIBERTAD, que nos da la energia suficiente para vivir. Creo que LIBERTAD es la gasolina o puede ser el espacio que necesitamos para vivir. Desde luego estas palabras siempre son demasiado grandes para las personas, pero casi siempre las hacemos pequeñas con actos de superación como los de salir de una depresión, como ha hecho Carmen durante quince años o como la lucha de tantas y tantas personas luchando siglos por dar su sacrificio por los demás . Para disfrutar con nuestro pensamiento en LIBERTAD. Gracias.

(EL MARTES 31 de octubre a las 10, podréis escuchar la entrevista radiofónica a Carmen, ejemplo de superación. Será en Mejor Imposible en www.omcradio.org)

MI ABUELO ERA DEL SIGLO XIX…

Hablando en la radio esta mañana, surgió la frase “Mi abuelo era del siglo XIX”. En el prolegomeno del programa de hoy, aparte de ponernos al día del fin de semana y cantar la escaleta de radio entre todos, que es lo mísmo que decir de qué va a ir el programa sección por seción , nos ponemos a hablar de todo un poco. Salió el tema de algo relacionado con las tareas domésticas y la verdad que zanjamos el tema rapido. La frase fué:”Mi abuelo era del siglo XIX y él hacia las tareas en casa”.

Un adelantado a su tiempo o a los hombres posterior a su generación, vamos otra cosa. No sé muy bien que decir. Mi padre poco hacía en casa. La verdad se pasó todo el tiempo trabajando y no duró mucho. Mi madre por el contrario tuvo que atender a varios adolescentes y jóvenes y otros tantos niños. Nunca se sabe cómo acertar. No me queda a mi bien decir que nunca se sabe cómo acertar. Creo que se acierta poniendo buen hacer en las tareas que hacemos o se nos encomiendan. Bueno no sé mucho más que decir. Lo único que se me ocurre es decir que en lo que a nuestras posibilidades se refiere, debemos hacer nuestras tareas domésticas y si es posible echar una mano a los más mayores. Ellos nos hicieron crecer y todavia lo siguen haciendo. Son nuestra guía a seguir y empezar por hablar más con ellos y tener su compañía nos hace bien a todos. Los de mediana edad creo que tenemos que seguir sus pasos y ayudar a los mas jóvenes y creo que así sigue la vida. Un abrazo grande y disfrutar de vuestro tiempo. Gracias por este rato con vosotros y hasta la próxima tarea. Que paséis buena semana. Gracias.

Buscando equilibrio…

Estuve el miercoles pasado con mi amigo Javi. Quedamos a comer cuando nos tercia a ambos y la verdad que os recomiendo a todos quedar con los amigos o la familia para pasar un rato hablando casi por hablar. A mi esto me da equilibrio.

Hemos sido compañeros y aún así, con más distancia que en el día, nos vemos a charlar. Creo hablar por los dos, nos deja muy bien charlar de nuestras pequeñas batallas diarias. Compartir una comida o un café con una buena conversación es buscar equilibrio en nuestro día a día. Cada uno de nosotros encontramos en los detalles, en las pequeñas cosas, una balanza.

Antiguamente, una de las virtudes que más aprecio se le daba era buscar el termino medio de las cosas desde tiempos de los griegos o posiblemente mucho antes. Pues nada, esa fué parte de nuestra conversación en la comida, buscar equilibrio. Cuando estamos con otras personas creo que lo que necesitamos es tener empatía y eso hace que tengamos comunicación.

La comunicación hace que esa charla cree una retroalimentación comunicativa y así poder empatizar con tu interlocutor y a su vez en este texto siga fluyendo la comunicación. Nada que ahora me ha dado por empatizar en este texto. Creo que este momento, este instante, es ese equilibrio de entendimiento mutuo que hace parar el tiempo y es cuando logramos comunicar.

Parece que ahora al contaros esto lo hago en torno a un momento. Creo que ese momento es eso, equilibrio de uno mísmo con lo que nos rodea. Un abrazo grande a todos. Igual esta vez al querer o tener la necesidad de trasmitir con vosotra/os he dado un poco de vueltas al asunto, pero creo que precisamente eso es buscar equilibrio. Os animo a quedar con vuestra gente cuando buenamente se pueda. Y a buscar vuestro equilibrio. Hasta la próxima. Un abrazo. Por cierto, vuestra gente o mi gente puede que en ocasiones sean personas que aun no conozcamos. Creo que nuestra búsqueda de equilibrio tambien estaría en conocer y mostrarnos a otras personas. Enriquece siempre estar con alguien .Hasta luego. Gracias.