Aquí y ahora…olvido, perdono y avanzo.

Es totalmente cierto que hay que vivir el presente porque es lo único que tenemos; el pasado no vuelve y el futuro… quién sabrá. El presente es cada día cuando me levanto y el pasado, en cierto modo, viaja siempre contigo, siempre lo llevamos con nosotros, enganchado a nuestras espaldas formando parte de nosotros mismos. No se puede olvidar porque es parte de nuestra trayectoria vital. Las cosas que hemos ido viviendo, conociendo, que hemos hecho, que nos han hecho, las experiencias que hemos tenido a lo largo de nuestra vida, han hecho de nosotros lo que somos hoy día.

Muchas cosas que forman parte de nosotros cada día, nuestro carácter, nuestras preferencias, nuestra forma de actuar, de conducirnos por la vida, nuestras fobias, nuestras filias… nuestra personalidad, en definitiva, ha sido creada por nuestro pasado y lo que hemos tenido que vivir en él. No se puede comprender ni conocer de verdad a una persona, sin haber conocido de verdad su pasado.

La mochila que todos llevamos a nuestras espaldas, llamada PASADO, ha influido poderosamente en nuestro PRESENTE, configurando parte de nuestra forma de ser. Las cosas malas y buenas que hemos vivido… todas son importantes y no se deben de olvidar siempre y cuando nos hayan servido para aprender, para ser más fuertes, para ser mejores personas, para enriquecernos, para no cometer los mismos errores, para no volver a hacer jamás el daño que alguna vez, más conscientemente o menos conscientemente, pudimos hacer y, también, para no permitir que nos vuelvan a hacer el daño que una vez nos hicieron. Muchas de las cosas que han formado parte de nuestro pasado, no deberíamos olvidarlas si nos han servido para ser mejores seres humanos.

Por otra parte, es indiscutible que, existen otro tipo de cosas, que querríamos olvidar completamente, que nunca queremos recordar, que nos hacen daño recordar y que forman parte de ese grupo de cosas, experiencias o hechos, que desearíamos que nunca hubiesen tenido lugar. Cosas que hicimos por ignorancia, por inexperiencia, por juventud, porque éramos muy jóvenes y nos creíamos que ya éramos muy mayores y que lo sabíamos todo cuando, en realidad, estábamos empezando a vivir y, en verdad, no teníamos ni idea de nada…Cuántos errores se cometen cuando se es joven… Cuánto daño hemos podido hacer a otras personas y cuánto daño nos hemos podido hacer a nosotros mismos por inmadurez y por creernos más listos que nadie… y cuánto daño nos han hecho también a nosotros…

Lo peor de todo es, que a veces parece que nos cuesta aprender y cuando ya somos adultos, algunas veces, volvemos a cometer algunos mismos errores…, no obstante y afortunadamente, hay cosas negativas que se hayan en nuestro pasado, que jamás se vuelven a repetir ni las volvemos a hacer ni permitimos que nos las hagan de nuevo.
Con las cosas buenas, positivas de nuestro pasado y con los hechos malos, negativos, que han formado parte de nuestra vida, pero que nos han servido para aprender y mejorar como persona, son con los que tenemos siempre que quedarnos y no olvidar jamás.

El resto de las cosas; las experiencias negativas que hemos vivido, los hechos desafortunados, las cosas que nos han causado mucho sufrimiento, las cosas que nos atormentan, que ya no tienen remedio y que no volveríamos a hacer si pudiéramos dar marcha atrás al tiempo… todo lo acaecido en el pasado y que no nos ha sido útil, por su naturaleza, para aprender a mejorar, a ser más fuertes, a desarrollarnos de forma positiva como personas, es lo que tenemos que olvidar… Ya sé que olvidar, a veces, no es tarea fácil, porque el daño puede haber sido muy grande pero, tal vez, en esos casos en los que nos cuesta tanto olvidar tantas cosas, deberíamos aprender a perdonar. Igual que hay cosas que querríamos olvidar, también hay cosas que deberíamos aprender a perdonar a los demás, y lo que es también muy importante, aprender a perdonarnos a nosotros mismos.

A veces, podemos ser con nosotros mismos nuestro mayor acusador, nuestro más duro fiscal, nuestro más ( a veces incluso ), injusto juez y nuestro peor verdugo.
No debemos dejar que las cosas malas que otros nos hicieron en el pasado o que nosotros les hicimos a otras personas influyan negativamente en nuestro presente. Esas cosas ya nos hicieron suficiente daño en el pasado y no debemos trasladarlo al presente. No debemos regocijarnos en ese daño, ni retroalimentarnos de él. Debemos intentar con todas nuestras fuerzas OLVIDAR y PERDONAR. El rencor nos hace más daño y nos pudre el alma…

Recordad que todos somos humanos y cometemos errores. Forma parte de nuestra imperfecta naturaleza. La clave del éxito está en NO REPETIRLOS.

Teresa.

Seguir leyendo Aquí y ahora…olvido, perdono y avanzo.

Mis clásicos del Heavy Metal: AC/DC y KISS

Hola, soy Garrido. Quiero hablaros de dos grupos que me gustan mucho: AC/DC y KiSS.

Highway to Hell es el último disco de Bon Scott con AC/DC. Su canción estrella fue llamada con el mismo título, «Highway to Hell» o autopista al infierno. Esta canción es un clásico del Heavy Metal; sus vibrantes guitarras y el ritmo de la canción hacen las delicias de los rockeros. Lamentablemente, Bon Scott murió ahogado en su propio vómito en el asiento de atrás de su coche durante un coma etílico.

Tras la muerte de Bon Scott, el liderazgo de AC/DC quedó en los hermanos Angus Young y Malcolm Young.

 

Con el tiempo llegó un nuevo LP titulado Back in Black con otro cantante, Brian Johnson. En este disco suenan las campanas del infierno «Hells Bells».

El cantante del grupo australiano de rock AC/DC, Brian Johnson, durante la actuación en el estadio San Mamés de Bilbao, incluido en su gira «Black Ice».

El primer disco sin pintura facial de Kiss fue» Lick It Up», que también es la canción líder del disco. Con sus vibrantes guitarras y su pegadizo ritmo, hicieron las delicias de muchos jóvenes, hoy cincuentones; por entonces, la gente llevaban sus canciones por la calle en sus loros o radiocasetes. Esta canción y el disco se convirtieron en un gran himno del heavy metal.



Larga carrera hasta la cura: operaciones y quirófanos

Esta es un larga historia desde que empecé con el trabajo de auxiliar de servicios en Inserta. Estuve casi tres años trabajando, pero por una fatal casualidad, se me provocó una hidrosadenitis supurativa fistulosa por el sudor y el calor y, encima, con una psoriasis provocada por el estrés del trabajo y por otros motivos de familia.

Fui al médico de cabecera, me dio la baja laboral (estuve casi dos años) y luego pasé una o dos veces por tribunales médicos de la seguridad social que me concedieron una incapacidad permanente absoluta.

Estuve con médicos de cabecera y médicos del ambulatorio de Villavede Bajo Cruce, que me dieron cita para el Hospital 12 de Octubre aunque luego fui derivado al Hospital Santa Cristina. En mi primera operación de la ingle y escrotal estuve con una rajita en el escroto y el cierre con puntos no se solucionó. Luego pasé al Hospital 12 Octubre y de ahí pasé por cirugía plástica, urología y dermatología donde me hicieron muchas pruebas como el Mantoux, radiografías, escaner….Salí bien, positivo, sin anomalías y en seis meses la psoriasis se me quitó y llegó a eliminarse.

Un amigo de padel que practica la osteopatía conocía a un médico en el Hospital Santa Cristina y el médico de cabecera me derivó otra vez, casualidades. Entonce el médico de la tarde me vio y operó por segunda vez en la ingle porque se complicó la infección. Seguí teniendo molestias y me operaron una tercera vez, esta vez escrotal con cierre natural, como las otras; es decir, estoy con tres operaciones, las dos primeras bien, esta también bien y con curas, pero con un agujero en las tres con cierre natural y todavía surge la duda de que, si no se soluciona, abren quirofano y operan una cuarta vez.

Relacionar un proceso de médicos, Hospitales, quirófanos, que tienes que ganar la batalla a alguna molestia y en ningun momento, no dejarla, no pasar siempre. Hay médicos para estas cosas que te pasan y si hay algún problema, el que sea siempre buscar las solución y luchar con el médico hasta que dan y te da la solución, para tu calidad de vida y poder estar haciendo tus actividades, deportes y salidas, con tus grupos de amistades.

Saludos

Abrazos

Besitos

Jesus H.


Testimonio de una madre: el camino de la recuperación

El 24 y 25 de enero se celebraron las Jornadas 30 años de la Red de Atención Social de la Asociación Madrileña de Rehabilitación Psicosocial. Allí se pudieron escuchar ponencias y comunicaciones muy interesantes, entre ellas, la de una madre que explicaba la evolución de la Red de Atención social a personas con trastorno mental de la Comunidad de Madrid. Os dejamos aquí su testimonio que refleja su vivencia de dicha evolución desde un enfoque familiar, especialmente, desde el enfoque de una madre que ha tenido que asumir el apoyo a su hijo desde una situación en la que le faltaba mucho conocimiento para hacerlo. Ella es Elena y es una de tantas madres coraje a las que hay que agradecer su papel en la recuperación de sus hijos. Gracias a Elena por compartirlo con Lanzadera CRPS Villaverde.

«Me gustaría contar un poco por encima cual ha sido mi experiencia como familiar de una persona con enfermedad mental, mi hijo. En los 18 años desde que todo comenzó, ha habido dos etapas muy diferentes. La primera, duró 13 años más o menos y fue como un túnel oscuro por donde íbamos a trompicones esperando ver alguna salida. Yo creo que todos estamos de acuerdo en que la desinstitucionalización de los enfermos mentales es la medida más humana y razonable que pueda existir. Lo que yo he visto en estos 13 años es que NO todos los recursos económicos que se han ahorrado con esta medida se hayan revertido en atención y cuidado a los enfermos y sus nuevos cuidadores. Lo que yo vi en esos primeros años fue algo que en mi opinión es otro grave problema de género. Lo que llamamos “familias” o “cuidadores” podríamos reducirlo en un porcentaje bastante alto a “madres”, aunque evidentemente todos los miembros de la familia se vean afectados en mayor o menor medida.

Se les entrega a los pacientes porque se supone que por su “instinto maternal”, sabrán cómo cuidarles y entenderles mejor. Se les presupone una inclinación y facilidad para el cuidado por el mero hecho de ser mujeres. No se tienen en cuenta sus necesidades ni su falta de información y formación porque ya se sabe que la maternidad y el cuidado de los hijos representa su mayor triunfo y lo que da sentido a sus vidas. O quizás ni siquiera se piense esa tontería. Quizás sea simplemente una imposición más que tenemos que aceptar. Y naturalmente que aceptamos la situación. Sentimos amor, compasión y deseo de protegerles. No nos queda otra. Y pasado cierto tiempo, cuando nos vamos familiarizando con algunas características comunes de la enfermedad mental, surge un vínculo más solidario que maternal. Estas características comunes son el miedo, la baja autoestima, la desprotección, el estigma. Las mujeres sabemos mucho sobre todo esto. El miedo es algo cotidiano con lo que bregamos casi cada día. La baja autoestima, la desprotección y cierto estigma también son viejos compañeros de viaje. No hace falta entrar en más detalles. Todas las mujeres y muchos hombres aquí entienden bien a lo que me refiero. Puede que estas características o síntomas negativos de nuestros hijos no puedan compararse en grado a las nuestras. Pero podemos reconocerlas y reconocer la angustia que conllevan y todo eso nos hace un poco más compañeros de viaje. Pero la solidaridad no nos hace más eficientes. Seguimos sin saber cómo comportarnos, cómo establecer límites, cómo cuidarles y por supuesto, cómo cuidarnos. Vamos tirando. Y nosotros fuimos tirando como podíamos hasta que de repente, nos encontramos en la segunda etapa de este viaje.

Seguimos sin saber cómo comportarnos, cómo establecer límites, cómo cuidarles y por supuesto, cómo cuidarnos. Vamos tirando

Elena

Pero antes de entrar en esta segunda etapa debo decir que prácticamente todos los profesionales con los que nos tropezamos en esa época se dejaban la piel en su trabajo. Querían ayudar y a veces lo conseguían gracias a su profesionalidad y a su empatía. Ellos también se tropezaban con un sistema que no les permitía desarrollar su potencial por falta de recursos, de tiempo, de protocolos razonables… La estupenda psiquiatra que atendía a mi hijo nos habló del CRPS y le convenció para que lo solicitara. Él no tenía demasiadas esperanzas, yo estaba dispuesta a agarrarme a cualquier clavo, por muy ardiendo que estuviera. Y aterrizamos en el CRPS de Latina.

De repente, me pareció que entrábamos en un mundo nuevo. El cariño, la atención que nos ofrecieron a ambos fue casi abrumadora. Él era importante para todo el equipo que trabajaba allí y lo más sorprendente es que yo también lo era. Fue allí donde un miembro del equipo nos preguntó al principio de las reuniones de familias a un grupo de madres cual era nuestra mayor preocupación como cuidadoras. Característicamente, el 80% de las respuestas fueron “qué va a pasar con mi hija/hijo cuando yo me muera”.

Ya le he encontrado el sentido al CRPS

Las posibles soluciones a este problema se fueron tratando en sucesivas reuniones junto con muchos otros temas y me imagino que también en charlas privadas con los miembros del magnífico equipo de allí. Mi hijo, al principio un poco reacio, fue poco a poco quitándose la desconfianza que sentía. A pocos meses de comenzar a ir me dijo un día al volver a casa: “Ya le he encontrado el sentido al CRPS. Ya sé por qué lo que parece un simple paseo en grupo charlando, en realidad nos empuja a salir de nuestro ensimismamiento, a ver que se puede estar con gente y disfrutar de ellos y de la experiencia misma”.

La baja autoestima, la desprotección y cierto estigma también son viejos compañeros de viaje

A partir de ahí la mejora tomó su tiempo pero fue imparable. Poco a poco fue perdiendo el miedo a algunas situaciones gracias a la profesionalidad y la dedicación de los miembros del equipo así como a las personas de otras organizaciones que colaboraban. Para mi chaval, la rehabilitación psicosocial ha sido el principio de un posible futuro más claro, digno y feliz. Para mí, al poder ver la cantidad de gente que trabajaba para cambiar y mejorar el sistema en el que habíamos estado inmersos los años anteriores, me empezó a volver la ilusión, el sueño de que, aunque hubiera unas barreras y una falta de recursos que dificultaban mucho la tarea, tal vez en el futuro, gracias a la presión y el trabajo de todas estas personas, todos los afectados y familiares de salud mental podrían llegar a llevar una vida lo más digna y feliz que fuera posible.

Cómic clásico: Drácula

Hola, soy Garrido. Os presento el cómic Drácula de Fernando Fernández. El cómic es fiel al libro de Bram Stoker, al 100% y sus dibujos se presentaron ante mi vista tal y como los había imaginado al leer el libro.

Me fue difícil encontrarlo. Tuve que tumbarme en el suelo de la tienda de cómics para rebuscar bajo las estanterías….¡como te lo cuento!. Las dependientas no hicieron caso de mi petición, pero en el suelo estaba esta joya.

Sus elaborados dibujos me cautivaron, igual que el texto. Este cómic fue publicado por entregas por Fernando Fernández en la revista Creepy y permite conocer la historia de Drácula de una forma suavizada porque la novela es más brusca e impactante. En fin, el cómic de Drácula de Fernando Fernández es una auténtica joya.

El día en Negro-Blanco

¿Es el colectivo divertido?.,  cada uno somos con nuestras experiencias  propias vividas y vivir dentro de la salud, siempre con ganas de proyectar,  y decir, aquí es mi capacidad y aquí lo que puedo aportar,  ya sea en su grupo o colectivamente en sociedad y eso lo aportamos cada vez que es el encuentro,, por ejemplo  “ en la calle el día de la salud mental “,, o las actividades de pasear por tu barrio o simplemente reuniones o quedadas entre amigos ,,por eso este argumento y reflexión de Negro-blanco ..

Oveja negra, Blanco y Negro, eso es una palabra un poco vulgar que se creó en los ochenta o noventa, de lo que significa,  que se tiene que buscar la vida,  porque no tiene una familia considerada pero la pregunta es :  «¿Quien es el que le consideran así en esa palabra vulgar la oveja negra?»..

Podíamos sacar esta historia,, ¿Es al que tapan  todo?,  si fuma  ,, si bebe ,, si  se drogase ,, ¿es el bueno o el malo?,, en toda la familia hay deportistas, hermanos o hermanas con carreras, otros con su trabajo o sino lo buscan y el que le gusta las cañas y un etc ,, (son ejemplos cada uno el suyo) hay muchos casos más ,,, pero siempre el estatus del dinero en la familia y como disfrutar ,,los amigos, las amigas,, es importante porque se puede llegar a ser otra familia y apoyos y crear negocios ,, también en definitiva,  si se quema la comida o garbanzos si todos son negros excepto quien hace la vista gorda y se los come…

Entonces  no hay que relacionar una discapacidad o una incapacidad o una jubilación del seguro ,, con este texto de quien es el malo o el bueno ,,  lo que pasa que siempre está el semáforo si es rojo, verde o amarillo o ahora también diversidad de género,.  En la vida de cada persona hay una historia, ya sea familiar o de trabajo o con amigos y cada uno saben que ha hecho, y  para llegar a estas circunstancias, las que sean y a lo mejor, estar a gusto con su vida ahora y su pasado , porque queda la tercera edad donde se encuentran ahora mismo muchos de nuestros padres si lo ves desde fuera dices «aúpa»,,  como se ven las cosa más claras y como las han querido solucionar ,,,como antes los padres de nuestros padres, es decir,  los abuelos que también solucionaban,, pero son distintas generaciones ,, en definitiva  la vida .. 

Un saludo de ,, Jesús H  ,, a los lectores del blog ,,,  fotografías de Aluche mini y  de un encuentro dia de la salud mental en los Carmenes y organizaciones representando el género DI-Capacidades,,, 

 

“Las cartas “ En Navidad 🎄🎁

Navidad y días felices de navidad

los niños y no tan niños

Se copian y se copian se vuelven a copiar

En la imprenta las cartas con los regalos

Que vienen en la navidad

papá Noel y los tres reyes magos 

Los entregarán 

Cada uno en su pensamiento dirá que

mágico es el nacimiento

incienso oro y Mirra tendrán

para que vuelvan a nacer y vivir

en felicidad

Se copian se copian se vuelven a copiar

En la imprenta las cartas con los regalos

Que vienen en navidad

Y papá Noel y los tres reyes magos los entregarán 

Felicidades y felicidad

Navidad 🎄🎁

 

 

Entrevista a Carlos por el Día del Voluntariado 2018

Desde el Blog de Intress reproducimos textualmente la entrevista «Conocemos al jardinero voluntario del CRPS Villaverde #DIADELVOLUNTARIADO» sobre Carlos, que realiza labores de jardinería en el pequeño patio que existe en este centro.

Al abrirse las puertas del CRPS “Villaverde”, situado en un barrio de Madrid, la mirada del visitante se ve atrapada por el verde de las plantas y el policromado de sus flores, alegres y brillantes al atrapar la luz del sol. Crecen en un pequeño patio interior, irguiéndose altivas como para darte la bienvenida. El artífice de esta pequeña joya es un voluntario de Intress, Carlos, que antes fue usuario del centro y se benefició de los cursos y terapias que se impartan en él. Nos recibe en la puerta, enmarcado por el vergel, con su cálida y abierta sonrisa y el refulgir de su mirada cordial y bondadosa.

¡Buenos días! ¿Quieres decirnos tu nombre para que te conozcan nuestros lectores?

¡Buenos días! Me llamo Carlos Errejón Sánchez.

¿Qué es lo que estás haciendo aquí?

Ahora mismo estoy como voluntario, ya llevo dos años. No obstante, he estado seis años – el límite de tiempo que podemos estar las personas con problemas de salud mental en este centro- en el Centro de Rehabilitación Psicosocial haciendo diferentes actividades.

Si, pero antes de ser voluntario también cuidabas las plantas. ¿Cuánto tiempo llevabas haciéndolo?

Desde que entré en este centro

¡O sea, que llevas casi ocho años!

O algo más. Seis como persona atendida y los que llevo de voluntario.

¿Por qué cuando te dieron el alta no dijiste “Hale, pues me voy a mi casa o a otro sitio que elija”?

No lo hice porque de momento vi que no tenía otra alternativa, ya que por ahora no puedo trabajar, quería seguir activo.

Y, ¿por qué has elegido ser voluntario aquí, en tu centro?

Para mí, realizar esta actividad de jardinería, que ya conozco bien y amo, es una vía de escape. Se me ha brindado esta posibilidad y con el trabajo que hago, me siento reconocido.

¿Por qué has elegido cuidar las plantas?

Porqué he vivido en el campo y tengo experiencia con animales y plantas, desde niño, ya sabía de jardinería y  de trabajos del campo. No obstante, nos fuimos del campo y vinimos a vivir cerca de Madrid, en el Barrio del Espinillo, hace veintitrés años ya. El nuevo barrio era muy bonito, era todo nuevo, las casas, las tiendas, los parques… pero claro, yo estaba sin ninguna ocupación.

Y, sin tu campo.

Sin mi campo. Entonces me decía que necesitaba hacer algún cursillo o cualquier otra cosa que tuviera relación. En ese momento se convocaron unos cursillos en la Comunidad de Madrid y uno de los que cursé fue sobre jardinería. Con la experiencia que ya tenía des de pequeño y lo que aprendí durante el curso, me di cuenta que ya podía manejarme bien en este mundo.

Cuando llegaste aquí, ¿te ofreciste tú a realizar esa actividad o te lo pidieron?

Me preguntaron “¿Sabes de plantas?”. Yo les contesté que algo sabía y desde entonces estoy cuidándolas.

¿Cómo estaba el jardín al principio? ¿Cómo lo encontraste?

El jardín no estaba mal. Como el centro era nuevo, quisieron mejorarlo y me dijeron: “Carlos, ponlo bonito”. Yo procuraba encontrar plantas, sobre todo de temporada, para ponerlo bien y que lucieran las plantas con las flores. Desde entonces hasta ahora las hay que han crecido mucho y que son muy grandes.

Tendrás que realizar muchas labores para que las plantas estén así de bonitas.

Requieren un mantenimiento, tanto de riego, como de abono, de poda… ah y, sobre todo, hay que saber tratarlas. Si veo una planta con una hoja amarilla, me doy cuenta de que le estoy echando más agua de la que necesita y tengo que podarla para quitar esas hojas marchitas.

O sea, que te lleva mucho tiempo.

¡Mucho! Pero hay plantas que no necesitan tantos cuidados.

Yo creo que las plantas no responden por igual a todo el mundo.

Las plantas requieren que quien las cuide tenga algo de bondad y sentimiento hacia ellas, ya que también son seres vivos y saben la mano que las ha tocado.

¡Vamos, que te reconocen!

¡Sí, si! Yo, cuando entro al jardín, les digo “Ya estoy aquí”. Les hablo porque es bueno hacerlo. Incluso les gusta también la música. Antes se decía que les gustaba la música clásica. Pero, no. Les puedes poner heavy y ellas lo agradecen.

¡Es bueno saberlo! Y, ¿cuánto tiempo les dedicas a la semana o al mes?

En invierno, como las tengo cubiertas con un plástico, más que nada para que no se hielen, no requieren tanto cuidado porque la humedad se mantiene durante más tiempo. Están dormidas y hasta la primavera no despiertan. El patio interior donde se encuentran las plantas que cuido es muy frío y, con el efecto invernadero que tiene el plástico, la tierra se mantiene húmeda y no se hiela, factor que sería muy perjudicial para ellas.

El poquito sol que puede darles las mantiene bien, taparlas con plásticos es bueno tanto en invierno como en verano. Las plantas son nostálgicas, en otoño presienten que viene el invierno, que vienen los fríos y saben prepararse. Algunas de ellas, las que son de hoja caduca, las pierden, al contrario que las perennes.

A las plantas hay que quererlas y nunca hacerles daño. Además de cuidar las plantas, también dedico un tiempo a obtener semillas,  esquejes, abono y tiestos. Voy buscando aquellos lugares donde el precio es más económico.

¿Qué sentimientos despiertan en ti las plantas?

Son tan débiles los sentimientos que producen ellas que tienes que meterte en su mundo para percibirlos. Ellas te los ofrecen y, si estás a su cuidado, te reconocen.

Está claro que los sentimientos de las plantas son débiles, pero ¿cuáles son los que se despiertan en ti cuando estás con ellas?

Yo a las plantas les cuento mis problemas. A su lado me encuentro más calmado, más sereno. Las palabras que mejor lo expresan es que las amo. Cuidándolas me siento más tranquilo y mejor.

Además, ¿qué crees que son las plantas para todos los que vienen al CRPS y las ven? ¿Qué crees que despiertan en ellos?

El personal del centro y los visitantes las aprecian, como aprecian mi labor en el cuidado del jardín. Todos me dicen “Carlos, qué bonitas tienes las plantas”, y eso me produce mucha satisfacción. Unas plantas bien cuidadas son un regalo para la vista. Yo las aconsejo porque son terapéuticas también. Quiero decirles a las personas que están impedidas para salir de casa que, si no pueden tener un animal de compañía, que se rodeen de ellas. Aunque no puedan cuidarlas por su falta de movilidad y tengan que recurrir a otros para que lo hagan, el contemplarlas les alegrará el ánimo.

A mí me parece que esta actividad que estás realizando como voluntario es una buena acción, no sólo para las plantas, sino también para los compañeros.

Como voluntario, estoy cuidando las plantas para que las personas que las contemplen puedan disfrutarlas. Yo también siento esta alegría y me satisface hacerlos felices durante unos momentos.

Este es Carlos, nuestro voluntario, usuario dado de alta y esta es parte de su historia de los últimos años. Una historia de entusiasmo y superación, de claridad de objetivos y generosidad, que es un ejemplo para todos.

Día Internacional del Voluntariado, 5 de diciembre de 2018

Abstenerse de cordura, simplemente

Una mañana me encuentro con este texto en wasap:

«Lloras cielo, lloras luna, por lo que se derramaba, desde el cielo lloran lágrimas. Sólo queda la balanza  otra vez, lloras luna, lloras siempre» (Lola O.) 

Este texto estaba relacionado con los atentados y sus palabras me inspiraban… empecé  a escribir, mezclar y relacionar ese poema con otros pensamientos  y sentimientos de la vida… y entonces me salió…

El linaje, la excepción, la incomprensión, el abusivo, desde cuando una circunstancia hace ego, a muchas cosas que no es entendible…y una cosa me llevo a otra…la luna llora, el sol se enfría, el mar lleno de lágrimas saladas, pero no es paz o si es paz , en esta vida no es uno, son muchos…cada pensamiento es un eterno fervor, por la calma y quietud de las vidas pasajeras y pasadas, entiende la naturaleza y el ciclo de la vida , no se detiene, avanza y cada uno con su historia y su años venideros y pasados. El momento es el mejor aliado; aléjate del mal pensamiento y entra en virtud con un compromiso solidario…porque…

No hay locos, sencillamente locos..hay locos tristes, locos alegres, locos contentos, locos pesarosos, locos que lloran , locos que se ríen…

No hay locos, simplemente locos…hay  locos que madrugan , locos que les gusta dormir, locos que trabajan, locos con ocio, locos con coche , locos que caminan

No hay locos, sencillamente locos…hay locos que respiran el aire , locos de asfixia, locos que les gustan los animales, locos del asfalto, locos que miran la luna , locos que miran el cielo y el sol

No hay , simplemente, locos… 

Dedicado a Lola O. y también dedicado a esos loco bajitos.

Un abrazo de Jesús H.

 

Psicoterapia del Taller de Actualidad en la Miniresidencia de Aluche

Este siguiente Post que va a ser publicado en el Blog de Lanzadera CRPS Villaverde habla del apoyo terapéutico al compartir ideas un grupo de personas que conviven juntas que nos sirve para apoyarnos y salvaguardarnos.

Hoy día 22 de Noviembre de 2018 hemos tenido un Taller de actualidad, aquí en la Miniresidencia de Aluche que ha estado formado por las educadoras Tamara y su compañera Vanesa (que nos ha dicho que es brasileña y lleva un tiempo aquí en España). También se encontraba presente Steven, Almudena , Jaime, David , Tomás, Jorge…y yo mismo.

Steven es un chico colombiano que ha estado leyendo varias noticias de actualidad como por ejemplo: la reconstrucción de la Torre de Pissa, otra noticia de babosas, etc.

Jaime ha leído una noticia relacionada con la contaminación en Madrid, pros y contras. Se ha dicho que nos parece muy bien que haya restricciones a la hora de conducir por la zona centro para automóviles de años anteriores a 2006. Existen etiquetas que hay que obtener en Correos para ponerlas en los automóviles a un precio de 5 euros.

Tomás nos ha hablado de una explosión de una persona que se inmolo en Kabul y ha provocado 50 muertos y cientos de heridos.

Almudena ha leído una noticia relacionada con buscar piso en Japón. 8 millones de japoneses buscan pisos en pueblos de Japón que están desocupados.

Yo he leído una noticia relacionada con el Sindrome de Diogénes. ¿Cómo solucionarlo? Y en este caso si conociéramos a algún vecino que padeciera este Sindrome como actuaríamos.

Jorge no ha leído ninguna noticia porque no le apetecía, según nos ha dicho.

Ya para finalizar Steven, nos ha leído una noticia relacionada con la Salud Mental en la que nos hablaba de por qué está aumentando el número de personas con problemas de Salud Mental en el mundo y en España. Hay destinados, también ha dicho, 18.000 millones de euros a la Salud Mental pero Tamara nos ha dicho que habría que invertir más en otras cosas como por ejemplo en prevención para eliminar el bullying en los colegios para niños adolescentes.

José Miguel Gutiérrez Pleite

Noviembre 2018

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies